tengo-200-millones-inmobiliaria-bogota

Tengo $200´000.000!!! ¿Y ahora? ¿Qué hago?

Publicado el: 14 DIC 2015

¿Ha escuchado la frase “La tierra es lo único en la vida que no se deprecia o desvaloriza”?.

Pues en estos momentos, este dicho popular, es lo que una persona con capacidad de invertir debe tener en cuenta. Si usted es una de las personas que tiene un dinero guardado y no sabe qué hacer porque está confundido si dejarlo en el banco en un CDT a 12 meses, emprender una idea de negocio o invertir en finca raíz, a continuación le daré algunos datos sencillos que le ayudarán a elegir la mejor opción.

Vamos a suponer un monto de $200´000.000 y vamos a invertir este dinero en 3 posibles escenarios.

1) BANCO: Se realizó la simulación en dos bancos importantes del país, en donde las tasas de interés de un CDT para el monto dicho anteriormente a un plazo de 365 días (un año) son de 4,6% y 5.15% E.A , donde si sacamos el promedio nos da una tasa del 4.875% E.A con la cual trabajaremos el ejercicio. Como resultado de invertir nuestro dinero en un banco con una tasa promedio del 4.875% E.A que es igual a un tasa mensual del 0.3974% lo que nos arroja una rentabilidad de $794.800, sin descontar el 7% de retención en la fuente.

2) EMPRENDIMIENTO: Emprender en una aventura más en Colombia, pero no vamos a hablar sobre cuáles son las trabas que un Colombiano promedio tiene para emprender y sostenerse en el tiempo, vamos a hablar de lo que teóricamente o idealmente quisiera un emprendedor en cuanto a la métrica ROI (Retorno sobre la inversión) y en cuanto tiempo esperarlo. Resulta que cuando se va a crear un proyecto de emprendimiento lo primero que se debe presupuestar es no obtener ingresos los primeros 6 o 12 meses con el fin de tener el suficiente dinero para que el emprendimiento ande y no se detenga o cierre la empresa, ya que “más del 50% de las sociedades que inician su vida, fracasan en el intento y son liquidadas ante la Cámara de Comercio” según la presidenta de la Cámara de Comercio de Barranquilla, María José Bengoechea Ver artículo completo . Después de este tiempo, tal vez podríamos esperar una rentabilidad de mínimo el 2% mensual, lo que significa que la rentabilidad de nuestra inversión inicial empezaría en $4´000.0000, recuerde que no se tiene en cuenta gastos operacionales, administrativos ni ningún ítem que signifique EGRESO para la empresa y mucho menos la parte tributaria, con el fin de no desanimar a ningún lector emprendedor. La conclusión de este escenario es que el factor más influyente en este tipo de decisión es el alto riego que se corre al emprender y ser independiente, ya que nadie le garantizará el éxito en este camino y mucho menos “LA DEVOLUCIÓN DE SU DINERO”.

3) INVERSIÓN EN FINCA RAIZ: Tal vez, para las personas que toleran el riesgo medio, más alto que un CDT y más bajo que un emprendimiento, este sea el mejor escenario. Una inversión de $200´000.000 tendría dos opciones para obtener rentabilidad:

a) VENDER EL INMUEBLE: Si la visión de negocio que usted vio, fue comprar a un precio y vender a otro precio superior, debe tener en cuenta dos factores, el primero es la ganancia ocasional, que es un impuesto que se paga a la hora de hacer la escritura pública. Segundo el tiempo promedio para vender un inmueble usado en Bogotá es de 6 ,4 meses en estrados 4, 5 y 6. Sin tomar en cuenta si lo tiene o no por inmobiliaria.

b) ARRENDAR EL INMUEBLE: Si la visión de negocio que usted vio, fue arrendar este inmueble, habiendo hecho la inversión de $200´000.000 en estrato 4, 5 o 6, quiere decir que el inmueble adquirido es usado y de tipo aparta-estudio, lo cual en promedio en esta zona genera una rentabilidad de $1´200.000 equivalente a una rentabilidad del 0.6% mensual o 7.44% E.A, sin tener en cuenta que este inmueble en dos o más años tendría una valorización si desea venderlo.

En conclusión, en factores como riesgo y rentabilidad, invertir en finca raíz sería la mejor opción, ya que arrendar o vender el inmueble adquirido, ya sea casa, apartamento, aparta-estudio, etc., puede ser el escenario que mejor rentabilidad le da teniendo en cuenta un riesgo medio-bajo, el cual se puede mitigar con herramientas que ofrece el mercado, como lo son inmobiliarias o pólizas que aseguran su nuevo patrimonio.